La Momia (2017): Mal arranque de un universo cinematográfico

A pesar de estar enterrada en una tumba en lo más profundo del desierto, una antigua princesa cuyo destino le fue arrebatado injustamente, se despierta en la época actual, trayendo consigo una maldición que ha crecido hasta límites insospechados con el paso de miles de años.

No puede comenzar peor el denominado “Dark Universe” que está preparando Universal Studios con sus míticos monstruos pues esta nueva momia es completamente decepcionante a todos los niveles. Y ya no solo en su afán de, como hemos dicho, arrancar un universo propio, sino como película para pasar el rato.

No entiendo muy bien cómo sus responsables no lo han visto venir. Me duele un poco más ver gente tan sumamente competente involucrada delante (Tom Cruise, Russell Crowe…) y detrás (en el guión están David Koepp y Christopher McQuarrie). No lo entiendo.

Si uno pretende sentar las bases de un universo, debe establecer una serie de reglas sobre las que atenerse o, al menos, pararse a explicar realmente el cometido de, por ejemplo, el Dr. Jeckyll más allá de que quiera cazar monstruos. Sin olvidarnos, por supuesto, de que en el fondo el espectador tiene que entretenerse. Así, nos encontramos con que en una hora y media muy justa tenemos que contar muchas cosas y presentar muchos personajes, una misión que se antoja sumamente imposible.

Así que, partiendo de que todo esto falla, la única forma de ver y entender esta momia es como un entretenimiento de verano. Pero el problema es que, ni así, funciona.

Si hay una palabra que se ha repetido dentro de mi cabeza muchas veces durante la corta proyección es que es una película rematadamente tonta. Todo sucede a base de impulsos, carreras, saltos, persecuciones y tiroteos, pero en ningún momento hay un guión que una todas esas cosas. Todo esto sumado a momentos de humor que funcionan mejor o peor y un personaje protagonista rematadamente plano y del montón (Cruise, completamente desenfocado) hacen que ‘La Momia’ sea decepcionante como Blockbuster. ¿Qué sentido tiene, por poner un ejemplo, el pesado y plasta amigo del protagonista?

Desde luego, si me tengo que quedar con una momia, esa es desde luego la de Sommers de no hace tanto tiempo en la que la aventura cobraba un sentido, en la que el humor iba con la acción y en la que los efectos digitales me dejaban con la boca abierta. Las comparaciones son odiosas, lo sé, pero es que miro aquella y miro la nueva momia y, por Imhotep, que no la reconozco.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s