Wonder Woman: Ni hablar de sexo débil

Antes de ser Wonder Woman era Diana, princesa de las Amazonas, entrenada para ser una guerrera invencible. Diana fue criada en una isla paradisíaca protegida. Hasta que un día un piloto norteamericano, que tiene un accidente y acaba en sus costas, le habla de un gran conflicto existente en el mundo. Diana decide salir de la isla convencida de que puede detener la terrible amenaza. Mientras lucha junto a los hombres en la guerra que acabará con todas las guerras, Diana descubre todos sus poderes y su verdadero destino.

Por costumbre el cine siempre ha ensalzado más la figura masculina que la femenina, encumbrando al héroe en proezas heroicas y a la chica como la damisela en apuros que debía ser rescatada. Los nuevos tiempos obligan a realizar cambios demostrados, pues ellas son héroes y lo demuestran cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo. Si bien es cierto que en el cine, a lo largo de los últimos años, ya han aparecido personajes como la teniente Ripley por poner un ejemplo, faltaba por aparecer la heroína por excelencia del mundo del cómic: Wonder Woman. Pues por fin, puede decir que tiene una película a la altura de su personaje. Un éxito doble, pues hay una mujer delante y detrás de las cámaras.

Siguiendo un esquema parecido al del primer ‘Capitán América’ (no puedo evitar la semejanza, pues ambas están enmarcadas en un contexto histórico muy semejante) y aupándose en que era el mejor recuerdo que el espectador guardaba de ‘Batman V Superman’, Patty Jenkins hace un gran trabajo recorriendo la vida del personaje, desde la infancia hasta la madurez, un camino que Galdot recorre de la mano del espectador.

Gal Gadot amigos, Gal Galdot. Si esto funciona gran parte es por ella. Tiene la fuerza que necesita el personaje y el carácter y personalidad de una heroína. Su fichaje es un acierto incontestable y me atrevo a decir que tenemos mujer maravilla para rato. Porque la lucha contra la injusticia nunca pasa de moda.

Por poner alguna pega diría que algunas secuencias de acción podrían haber tenido unos efectos digitales más terminados o encajados. Si uno se deja llevar por la historia, desde luego pasan desapercibidos, pero sí que en algunos momentos han cantado un poco. Además, el clímax de la batalla final fue un pelín decepcionante.

En definitiva, ‘Wonder Woman’ es un magnífico entretenimiento veraniego que da lo que promete (ni más ni menos, tampoco nos subamos a la parra con que es la película definitiva). Supone un buen arranque cinematográfico para el personaje y el resurgir del universo de DC.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .