Crudo: Adaptarse o morir

Justine, una joven de 16 años, vive en una familia donde todos son veterinarios y vegetarianos. Es una estudiante brillante y prometedora, pero al ingresar en la facultad de veterinaria descubre un mundo decadente, despiadado y peligrosamente seductor. Durante la primera semana, obsesionada por encajar con sus compañeros de clase, se aleja de los principios que le han inculcado su familia, y come carne cruda por primera vez. Las consecuencias no tardan en llegar, y la joven empezará a desvelar su verdadera naturaleza.

El salto del instituto a la universidad puede ser muy grande, es un cambio radical que supone expandir tu pequeño y reducido mundo y abrirlo a uno repleto de posibilidades. En el fondo, ‘Crudo’ no deja de ser más que eso, una historia de una chica que intenta adaptarse a la universidad sin intentar defraudar a su familia, todos veterinarios y vegetarianos.

Hasta aquí, lo que podría ser una película normal y corriente va cogiendo poco a poco una atmósfera digna de una película de terror, gracias al buen hacer de su directora y guionista Julia Ducournau (y en parte también a la fotografía de Ruben Impens). Tampoco me olvido de la acertadísima banda sonora.

Poco a poco ‘Crudo’ va cogiendo un empaque distinto en el que no sabes muy bien lo que va a suceder y en el que film va a dar un giro de ciento ochenta grados tras una escena de depilación. Nuestra cara, perfectamente, puede ser la de la hermana de la protagonista tras despertar. A partir de ahí, se hace imposible no acabar enganchado a la historia, con una rivalidad familiar de por medio y un insaciable y visceral impulso que juega con el canibalismo.

Hay que destacar a las dos actrices principales del reparto Garance Marillier y Ella Rumpf, porque gran parte de que el film funcione es cosa de ellas. La primera aguanta muy bien el peso de la cinta, desde su inocencia pasando por el cambio radical que sufrirá su personaje a lo largo del metraje y la química con Ella Rumpf, perfectamente creíbles como hermanas inmersas en un viaje de descubrimiento y ¿aceptación? que termina con un gran clímax final por un desayuno familiar, impecable.

Sinceramente, me veo obligado a recomendaros la que es, para mí, una de las películas más sorprendentes e intrigantes del año. No la dejéis escapar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s