Ghost in the Shell: Complejidad visual y simplificación de la trama

Motoko Kusanagi, también conocida como Major, es la líder de grupo de operaciones cuyo objetivo es luchar contra el ciberterrorismo y los crímenes tecnológicos. Al mando de esta unidad de operaciones encubiertas está Batou, un exmilitar considerado como uno de los agentes más salvajes del grupo. Pero, después de un peligrosa misión, el cuerpo de Kusanagi queda dañado y, ante la imposibilidad de salvarlo, es sometida a una operación quirúrgica para trasplantar su cerebro en un cuerpo robótico. Este nuevo cuerpo artificial le permitirá ser capaz de realizar hazañas sobrehumanas especialmente requeridas para su trabajo. Entrenada para detener a los criminales más peligrosos, Major se enfrentará a un fanático hacker, cuyo único objetivo es acabar con los avances de Hanka Robotic en la tecnología cibernética.

En una era en la que los efectos digitales pueden trasladarnos a cualquier lugar posible y hacernos creer cualquier inverosimilitud, los futuros distópicos que presentaban algunos de los más míticos mangas rompedores de los 90 (me atrevería a citar ‘Akira’, ‘Evangelion’ y esta) podían por fin ser adaptados a la pantalla grande de modo que, aquellos que no congeniaban con el anime, fuesen capaces de disfrutar de la complejidad y los dilemas que planteaban.

Por eso duele que el resultado final de ‘Ghost in the shell’ sea, simplemente, aceptable. Es un esfuerzo que tiene un precioso acabado en cuanto a forma: paisajes, protagonistas, acción… pero que apenas rasca la superficie de lo que nos narraba la historia de Masamune Shirow. No es la película definitiva que los fans llevan pidiendo a gritos desde hace más de veinte años. Es más, parece una versión light que sea capaz de gustar a todo el mundo.

Rupert Sanders no lleva mal la cinta, aunque a veces de la impresión de que la película pida a gritos una velocidad más. El problema tampoco es la guapa Scarlett Johansson, que lleva el peso del film sobre sus hombros con mucha solemnidad. El problema reside única y exclusivamente en el guión, en el resumen que han realizado de la historia original.

Si no conocías ‘Ghost in the shell’, es una buena iniciación hacia un mundo fantástico y un futuro que va perdiendo humanidad. Si os gusta, os recomendaría ver el anime original. Ese si que no tiene desperdicio.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s