Narcos (T2): Patrón no hay más que uno

La caza solo acaba de empezar. Después de una notoria primera temporada, ‘Narcos’ se ha convertido en uno de los pilares de Netflix gracias, también, a una curiosa promoción. Hoy en el blog, analizamos la segunda temporada de la serie.

Como siempre, ojito con los posibles SPOILERS a partir de aquí.

Después de una primera temporada un poco desconcertante, debido a que no terminaba de entender el porqué de tanto bombo, ‘Narcos’ vuelve y recupera la acción justo donde lo dejamos. En esta segunda temporada, el jefe de la droga, el “patrón” Pablo Escobar, huye de la cárcel despistando a las autoridades colombianas, que comienzan una búsqueda implacable, decididos a poner fin a sus actividades ilegales.

Si algo se puede decir de esta serie es que es un show agradecido. La primera impresión de la serie fue buena, un producto decente pero sin mucha historia. Pero también es cierto que si uno continua la acción, termina enganchado y empieza a entender el porqué de las audiencias y su relevancia: va conquistando al espectador poco a poco, le pega su forma de hablar (aunque a veces cueste entender a los actores), pega incluso hasta las escenas documentales (que al principio desconcertaban un poco) e, inevitablemente, empieza a escoger un bando en el que los buenos y los malos no están tan claros.

Esta última frase se entiende muy bien si echamos un vistazo a uno de los mejores personajes que han pasado por la serie y que ha nacido fruto de la imaginación: Carrillo, un personaje con pros y contras que hará todo lo posible por eliminar a Escobar. Pero no es el único que juega en esa fina línea entre el bien y el mal: ahí está Murphy (dispuesto a seguir a Carrillo), Peña (y su alianza con los Pepes) o Limón (y la terrible historia de la chica y el taxi). Todos muy carismáticos. Por encima de ellos, Escobar. Porque Patrón no hay más que uno y Wagner Moura se transmuta en él. Una grandísima actuación que hace suyo el personaje.

Cuesta saber qué será de la serie sin el hilo conductor central (al fin y al cabo, todo sucedía por culpa de Pablo). Se han creado un nuevo grupo de interesantes enemigos: el Cartel de Cali, que conocemos poco y de los que esperamos saber más en la siguiente temporada. Pero será complicado igualar en carisma a un personaje tan emblemático.

Por lo tanto, si ‘Narcos’ os parecía un poco pesada en su primera toma de contacto, es necesario darla una segunda oportunidad, porque mejora con cada nuevo episodio. La tercera se antoja difícil, pero si hay alguien en quien confío es en los chicos de Netflix.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s