Logan: Adiós al antihéroe

En un futuro cercano, un cansado Logan cuida del Profesor X en un escondite en la frontera de México. Los intentos de Logan por esconderse del mundo y ocultar su legado terminan súbitamente con la aparición de una joven mutante perseguida por fuerzas oscuras.

Llegó el momento de la despedida. Y si te vas a marchar, que sea por todo lo alto. Corría el año 2000 cuando Hugh Jackman se vestía de Lobezno por primera vez. Hasta hoy, diecisiete años que se han pasado volando (o eso me ha sucedido a mi) y casi diez dando vida a un personaje que permanecerá para siempre ligado a él. Porque ÉL es Lobezno y se nota, más que nunca, en esta película.

Con la ayuda de James Mangold (que llegó para dar otro aire a un personaje que en ‘X-Men Orígenes: Lobezno’ estaba a punto de caer en las redes de la telenovela barata) todo tiene un aire a despedida, a adiós definitivo. Mangold está mucho más familiarizado con el género y corrige errores que hacían de ‘Lobezno:Inmortal’ una entrega más de las aventuras del personaje. Consigue que todo adquiera un significado mayor que el de “una película de superhéroes”, dejando alto el listón. Seamos sinceros, el que tenga que coger el relevo, si es que eso sucede y viendo cómo es Hollywood es algo que no se puede descartar nunca, tiene una tarea muy complicada.

Nos encontramos en un mundo en el que los mutantes han sido devastados. Lobezno solo es una pizca de lo que fue, al igual que el Profesor Xavier un frágil anciano cuya mente no funciona como antes. A ambos se le suma una joven chica dispuesta a perturbar su existencia. Juntos completarán un triángulo familiar muy complicado pues, para Logan, Xavier es algo más que el profesor, es ese padre que nunca tuvo y ella, esa hija a la que dar cobijo.

Es por eso que ‘Logan’ está por encima de las últimas entregas de los ‘X-Men’, porque ya nos sabemos de qué va el asunto, sabemos de lo que es capaz el bueno y cansado de Logan (con un Hugh Jackman más Lobezno que nunca), pero queremos verlo por última vez.

Un héroe imperfecto o, mejor dicho, un antihéroe perfecto con el que empatizar que recibe su imperfecta/perfecta despedida. Hasta siempre amigo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s