Que Dios nos perdone: Amén

Madrid, verano de 2011. Crisis económica, Movimiento 15-M y millón y medio de peregrinos que esperan la llegada del Papa conviven en un Madrid más caluroso, violento y caótico que nunca. En este contexto, los inspectores de policía Alfaro y Velarde deben encontrar al que parece ser un asesino en serie cuanto antes y sin hacer ruido. Esta caza contrarreloj les hará darse cuenta de algo que nunca habían pensado: ninguno de los dos es tan diferente del asesino.

criticaquediosnosperdone-interior

El cine español está de enhorabuena. Olvidaos de aquellas películas repletas de caspa, en las que asomaban pezones, tetas y regocijaos con el vuelco total que ha dado nuestro cine. Ahora, somos capaces de hacer películas con grandes presupuestos, con espectaculares efectos especiales o thrillers que beben de las mejores vertientes del cine americano, europeo… ‘Que Dios nos perdone’ entra en el último grupo y es la enésima muestra de ello. Un thriller soberbiamente bien rodado, con ritmo y que hará que te comas las uñas.

Situando la acción en Madrid, en el 2011, a punto de recibir la visita del Papa y con el movimiento 15-M copando las calles de la capital, dos detectives (perfectos papelones para Antonio de la Torre y Roberto Álamo) tendrán que cazar a un cruel asesino de ancianas. Hasta aquí la premisa para no desvelar nada, solo decir que los dos protagonistas, antagónicos, no pueden ser más atractivos para el espectador. El gran punto fuerte de la cinta. Uno tartamudo y apartado, el otro un bruto de corazón de oro.

Si con ‘Stockholm’ Rodrigo Sorogoyen apuntaba maneras, con esta cinta las confirma. Arma la trama sosteniéndola en sus dos personajes principales sabiendo lo que ha construido alrededor de ellos. A partir de ahí, la acción y la intriga van fluyendo como en los thrillers de los 90. Si a eso le sumamos un desconcertante y maquiavélico Javier Pereira, la película gana enteros en cada momento.

¿Pegas? Muy pocas, quizás que, según avanza la trama, empiezas a ver por dónde puede ir la cosa. El desenlace podía haber dado un poco más, pero no le faltan razones a su director para terminar la cinta ahí.

‘Que Dios nos perdone’ es un magnífico ejercicio. Un angustioso thriller que te dejará anclado a la butaca desde el minuto uno.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s