Assassin’s Creed: Sin fe

Gracias a una tecnología revolucionaria que permite el acceso a los recuerdos genéticos, Callum Lynch revive las aventuras de Aguilar, un antepasado suyo que vivió en la España del siglo XV. Así descubre que es descendiente de una misteriosa organización secreta, los Assassins, y que posee las habilidades y los conocimientos necesarios para enfrentarse a la poderosa y temible organización de los Templarios en la época actual.

criticaassasinscreed-interior

Si hay una asignatura pendiente en el séptimo arte, esa es la de conseguir adaptar un videojuego de forma mínimamente aceptable. Quizás ‘Resident evil’ sea la única que tenga en su haber alguna entrega muy entretenida y que ha conseguido crear, además, una saga con beneficios.

Con ‘Assasin’s Creed’ llega el enésimo intento centrado en el estrellato de Fassbender, Cotillard y Irons. Se cuenta con un director capaz de firmar una obra de cierto calado artístico (Kurzel, responsable de ‘Macbeth’) y a partir de ahí te das cuenta de que nada de lo que ves en pantalla funciona. Y uno no sabe muy bien por dónde empezar, si por el confuso y desangelado guión creado por Adam Cooper, Bill Collage y Michael Lesslie (me cuesta creerme que estos señores hayan estado en Andalucia o han basado la idea principal del film en algo que han pillado en la wikipedia) o la nula presencia de su director, que no deja rasgo alguno de haber realizado la cinta. Aparece Javier Gutiérrez, pero está muy desaprovechado.

Poco más o menos podemos decir de su reparto: Michael Fassbender es el protagonista, sobre el que recae el peso del film y quizás el más esforzado. Como no hay un personaje debajo, es difícil imaginarse a Michael de otro modo que no sea como un primo/hermano de Magneto. Cotillard es ese personaje intrigante que debe desvelar paso a paso el argumento del “videojuego” y creo que si la cambiásemos por otra actriz no notaria que falta.

¿Entretenimiento? Pues hombre, más bien poco. Más que nada porque el ritmo contiene muchos altibajos (y una secuencia inicial que se podría ahorrar). Hay batallitas, persecuciones y escenas de acción que serán del gusto de los más fans del videojuego, pero también hay una pésima elección y plantación de efectos especiales, así como la extraña decisión de poner una “capa de polvo” en la mayor parte del metraje.

‘Assasin’s Creed’ es una película extraña, que tiene apariencia de blockbuster y luego quiere hacerse pasar por una película experimental e, incluso, culta. Se piede en líneas temporales, mínimo argumento y personajes vacíos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s