Aliados: Espías sin objetivo

Año 1942 durante la Segunda Guerra Mundial. Max es un espía del bando aliado que se enamora de Marianne, una compañera francesa, tras una peligrosa misión en el norte de África. La pareja comienza una relación amorosa hasta que a él le notifican que Marianne puede que sea una agente doble que trabaja para los nazis.

criticaaliados-interior

Cuando a los treinta minutos de proyección el espectador está bostezando y mira por primera vez el reloj para ver cuánto tiempo falta para que termine, la película tiene un serio problema. YH no estamos hablando de una producción cualquiera, estamos hablando de una cinta con aspecto de blockbuster. Pero por muy guapos y buenos que sean tus dos estrellas principales (un intemporal Brad Pitt y una preciosa Marion Cotillard) si la película no tiene ningún tipo de objetivo, hay un problema repartido a partes iguales entre el director y el guionista.

‘Aliados’ nos narra la historia de dos espías que, haciéndose pasar por un matrimonio llevan a cabo una importante misión en Casablanca. Tras un prólogo casi sin diálogos, poco a poco comienzan a surgir las dudas en el argumento puesto que, en ningún momento, nos ponemos en situación de los protagonistas. No terminamos de entrar en la historia.

Llevamos veinte o treinta minutos de película y no sabemos el quién ni el porqué, ni qué sentido final tiene esa misión (¿Va hacer ganar la guerra?, ¿Va a mejorar la situación?). Son malos porque son nazis y a uno de ellos le mola lo de jugar a las cartas. Señor Steven Knight, igual se podría haber currado una excusa mejor, ¿No?.

Pero es un problema que está latente haciendo que la película se caiga a trozos. A la hora de película el personaje de Pitt se vuelve de África sin ella porque, por problemas burocráticos, no puede pasar la frontera. Si tan enamorado se supone que está, ¿La deja allí solita tras haber realizado una peligrosa misión y dejando vivos a algunos de los testigos que pueden identificarla?.

Pero la película avanza así, entre otras cosas, porque su director Zemeckis, entretenido en alargar las escenas quince o veinte segundos más de lo debido, piensa que la tragedia de la pareja es suficiente contexto para que nos entretengamos. Y, lamentablemente, no es cierto. Hay escenas que no tienen ningún sentido y no aportan nada a la trama como la caída del avión o el parto en pleno bombardeo. Escenas poco realistas y exageradas que restan credibilidad a la historia. De esta forma, para cuando llega el verdadero “intríngulis” final, todo está perdido. Pocas razones me quedan ya para aguantar en la butaca y tragarme treinta minutos más de una historia que no avanza ni llega a ninguna parte.

‘Aliados’ está protagonizada por gente guapa y un realizador con una filmografía envidiable, pero poco o nada luce en pantalla. Sosa, aburrida, fría y floja son los adjetivos que mejor la definen.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s