Dr. Strange: Poderío visual al servicio del Doctor Cumberbatch

La vida del Dr. Stephen Strange cambia para siempre tras un accidente automovilístico que le deja muy malheridas sus manos. Cuando la medicina tradicional falla, se ve obligado a buscar esperanza y una cura en un lugar impensable: una comunidad aislada en Nepal llamada Kamar-Taj. Rápidamente descubre que éste no es sólo un centro de recuperación, sino también la primera línea de una batalla en contra de fuerzas oscuras y ocultas empeñadas en destruir nuestra realidad. En poco tiempo, Strange, armado con sus poderes mágicos recientemente adquiridos, se ve obligado a elegir entre volver a su antigua vida de riqueza y prestigio o dejarlo todo, para defender el mundo como el mago más poderoso del planeta.

criticadrstrange-interior

Después de presentarnos la batalla entre Iron Man y el Capitán América en Civil War, Marvel vuelve a tomarse un relativo respiro presentándonos un nuevo personaje. Digo relativo porque no considero que el bueno del doctor sea uno de los personajes más conocidos dentro del mundo de ‘Los Vengadores’ y compañía.

Para ello, Marvel tira de fórmula de “presentación de personaje” y da la batuta de dirección a un curtido experimentado en cine de terror Scott Derrickson. Si a eso le sumamos el perfecto acierto de meter a Benedict Cumberbatch (egocéntrico y carismático a partes iguales) en la piel del protagonista (equiparable a cuando se dijo que Robert Downey Jr iba a ser Tony Stark) tenemos pelotazo asegurado.

Aunque ‘Dr. Strange’ tira de la fórmula habitual de presentar el personaje, la película destila un delirio visual hiper-imaginativo semejante al de mirar por un caleidoscopio. Los efectos especiales juegan con la imagen y la distorsión de la realidad de forma semejante a la que vimos en ‘Origen’. Aquí es donde entra la labor de Scott Derrickson, importantísima, pues logra que la película no sea confusa y si sumamente entretenida. Además, todos sus gags funcionan y descargan emoción (véase la genial capa).

Todo esto unido a una gran partitura Michael Giacchino hace que ‘Dr. Strange’ nos anime el otoño. Es cierto que el personaje de la doctora queda un poco en el aire y que me hubiera gustado ver un poco más de Mads Mikkelsen como villano, pero han conseguido que me interese volver a verla. Y eso amigos míos, es salir satisfecho de la sala de cine.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s