La Red Social: La película de Facebook

Se cumplen seis años desde que David Fincher anunció que iba a realizar una película sobre Facebook y nadie daba un duro por ella. Al final, terminó llevándose unos cuántos premios y demostrando una vez más que el director estadounidense tiene muy buen ojo e instinto.

¿Alguna vez habéis salido del cine con ganas de meteros a ver otra vez la misma película? Pues es la sensación que tuve nada más ver ‘La Red Social’. Es una película que, si te despistas, te pierdes detalles. Y eso que no me esperaba nada de una película sobre Facebook. Sinceramente, creía que mi idolatrado David Fincher iba a pinchar con esta propuesta y, sin embargo, creo que es una de las películas más sólidas del director.

Nos trasladamos a una noche de otoño del año 2003, cuando Mark Zuckerberg, alumno de Harvard y genio de la programación, se sienta delante de su ordenador y empieza a desarrollar una nueva idea: The Facebook. Lo que comenzó en la habitación de un colegio mayor pronto se convirtió en una revolucionaria red social. Seis años y 500 millones de amigos después, Zuckerberg es el billonario más joven de la historia. Pero a este joven emprendedor el éxito le trajo también complicaciones personales y legales, en especial la acusación de que robó la idea a unos estudiantes de su misma universidad, y su turbulenta relación con Eduardo Saverin, su antiguo amigo y co-fundador de Facebook.

Basado en la novela de Ben Mezrich, el guionista Aaron Sorkin da rienda suelta a toda su verborrea desde el minuto uno con una introducción magistral. En una cafetería conocemos al personaje principal, brillantemente interpretado por Jesse Eisenberg (después explotaría hasta la saciedad esa forma de actuar), que está teniendo una cita… o más bien lo que él entiende por una cita.

Si decimos que a raíz de la película Mark Zuckerberg comenzó una campaña para limpiar su imagen es porque, a partir de ese momento, descubrimos a la persona que está detrás de crear la red social más importante de los últimos años. Pero es curioso cómo, tras ver todos los acontecimientos que surgen (juicios, traiciones…) podemos sentir todavía lástima por él, sentado en el despacho de sus abogados refrescando la página una y otra vez.

Además de Jesse Eisenberg, la película está perfectamente interpretada. La película supuso el descubrimiento de Andrew Garfield, que da vida a Eduardo, el supuesto mejor amigo de Mark y que sufre las perrerías de este. La composición de Andrew es fantástica y en todo momento le ves como un colega, un amigo, y la traición de Mark llega más al espectador. Luego está Justin Timberlake despejando las dudas sobre si es o no un gran actor.

Pero el que se merece una mención especial es Armie Hammer interpretando a los gemelos Winklevoss. Ayudado por los efectos especiales, salí del cine creyendo que habían cogido a gemelos para interpretar los papeles.

Aunque no tiene unos títulos de crédito tan llamativos como los de sus primeras películas, David Fincher sigue dejando su granito de arena en la realización. Una escena soberbiamente dirigida, montada y perfectamente acompasada por la extraordinaria banda sonora de Atticus Ross y Trent Reznor es la escena de la regata.

Sin lograr entender porqué no venció en los Oscars de su año, ‘La Red Social’ es una película que gana con cada nuevo visionado. Una historia interesante brillantemente interpretada y filmada por uno de los mejores directores de la actualidad.

Guardar

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s