Alicia a través del espejo: Jugar con fuego y terminar quemado

Al asistir a una recepción en la residencia de Lord Ascott, Alicia se ve invadida por la emoción y huye de la fiesta, donde se encuentra con Ábsolem. Ahora es una mariposa monarca azul, y consigue que Alicia sea capaz de regresar al fantástico mundo de Infratierra. Allí se reencuentra con sus amigos pero el Sombrerero Loco, desafortunadamente, ya no es el mismo pues ha perdido su “muchosidad”. Mirana envía a Alicia a encontrar al Tiempo mismo, una peculiar criatura mitad humano, mitad reloj, que vive en un vacío de infinitud y posee la cronoesfera: una esfera metálica que le permitirá a Alicia volver en el tiempo para intentar salvar a la familia del Sombrerero.

criticaAliciaATravesDelEspejo-Interior

Sin que fuese una de sus mejores películas (puede que, sin duda, una de las más flojas) Tim Burton cumplió con ‘Alicia en el País de las Maravillas’ y supuso un buen flujo de dinero que le ha permitido dirigir otras cosas y desentenderse de una secuela que, sin su batuta, casi no tiene ningún sentido. Como decíamos, aquella Alicia jugaba con fuego en lo artístico y suponía parte de un viaje psicotrópico que a no todo el espectador podía gustar. Supo aprovechar bien su baza del 3D cuando éste todavía daba dinero y los responsables de la Disney se han lanzado a por una secuela tan vacía como innecesaria.

Podríamos enumerar la gran cantidad de errores que comete ‘Alicia a través del espejo’ como, por ejemplo, beber demasiado de la película original hasta cometer el pecado mortal de olvidarse de la inexistente historia y centrarse única y exclusivamente en los efectos especiales. Todo da una sensación tan excesivamente artificial, recargado y aparatoso, que estoy fuera de la película desde el inicio.

Ausente Burton, la única bala en la recámara para que la película pudiese funcionar era Depp dando vida al sombrerero loco. Pero hace tiempo que Depp no está y se le nota (porque hasta la taquilla le ha dado la espalda). Su forzado protagonismo no funciona y a mitad de película nos da igual lo que suceda con él. Es más, estamos deseando que la película termine.

La única forma de entender su existencia es que los más pequeños quizás sonrían con las peripecias de los protagonistas y sigan los pasos de Alicia hasta la madriguera. Pero un servidor prefiere quedarse en el mundo real, al menos, esta vez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s