El libro de la selva: La manada y tu familia

Mowgli es un niño al que cría una manada de lobos y que debe dejar la selva cuando el tigre Shere Khan, que lleva las cicatrices del Hombre, promete eliminar lo que considera una amenaza. Mowgli se ve obligado a abandonar el único hogar que ha conocido en toda su vida y se embarca en un fascinante viaje de autodescubrimiento. Sus guías son la pantera Bagheera convertida en su mentor, y el oso Baloo, un espíritu libre. Pero por el camino, Mowgli se cruza con criaturas de la selva que no son muy de fiar que digamos.

criticaElLibroDeLaSelva-Interior

Os voy a confesar que me he llevado una grata sorpresa con esta nueva versión de ‘El libro de la selva’. Entendedme, pues los precedentes de esta nueva tendencia de pasar a imagen real los clásicos no terminaban de convencerme y el tráiler parecía asegurarme un empacho de CGI innecesario.

Pero mira tú por donde el señor Jon Favreau, precursor de ‘Ironman’, ha acertado de lleno con la historia de Mowgli en la jungla. Parte con la ventaja de que, quizás, era uno de los clásicos que menos recordaba aunque intentaba hacer memoria durante la proyección de la misma. Y si bien es cierto que su parte inicial es un pelín más seria de lo que demanda la historia (y de lo que el propio Favreau está normalmente acostumbrado a darnos), creo que hay buenas razones para ello, como las de cimentar las bases del conflicto. Sin olvidar el hecho de que sea una película para niños, la película es seria cuando toca serlo y cuando la acción avanza inevitablemente me veo conectado a la aventura.

El realismo de los efectos digitales y el carisma de los personajes, en concreto hay que mencionar al oso Baloo (auténtico robaescenas) terminan por aclarar mis dudas. No distingo entre escenario digital y escenario “analógico” y me descubro interesado por conocer más personajes de la selva, sin saber de quién hay que fiarse.

‘El libro de la selva’ funciona si cabe, mejor que la adaptación a dibujos animados de 1967. Hay intensidad, dramatismo y acción sin sobrecarga. Las dosis justas para que la película se confirme como el éxito que está siendo. Sorprende a aquellos que creíamos que no iba a funcionar y demuestra que rejuvenecer algunos clásicos animados no es mala idea si se hace con cabeza y mucho criterio. Algo de lo que la película va sobrada. Además, estoy convencido de que los más pequeños la van a disfrutar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s