Nadie quiere la noche: Supervivencia bajo cero

Josephine, una mujer rica y culta, inicia una expedición al Polo Norte para reunirse con su marido, el explorador Robert Peary. Durante el viaje se encuentra con una humilde mujer esquimal. Pese a sus numerosas diferencias culturales y personales, ambas tendrán que unirse para poder sobrevivir a las duras condiciones climáticas de la tundra.

criticaNadieQuiereLaNoche-Interior

Continuando el repaso de las películas más premiadas de los premios Goya de este año, llega el turno de evaluar la última propuesta de Isabel Coixet, ‘Nadie quiere la noche’, que pudimos ver en la pasada Seminci de Valladolid. La directora, que nos maravilló con ‘Mi vida sin mi’ vuelve tras las cámaras para dirigir a Juliette Binoche en una historia de supervivencia a temperaturas muy bajas.

La película nos presenta a Josephine Peary (la Binoche tan excelente como acostumbra), una mujer casada con un tipo importante, un explorador que se ha marchado hasta el Polo Norte. Profundamente enamorada de él, tras unos meses sin tener noticias suyas, decide ir a buscarle. La señora Peary se nos vende como una mujer importante, una señora de los pies a la cabeza que contrastará con el paisaje que irá encontrando a lo largo de la cinta.

Y lo que podría haber sido una interesante película sobre expediciones y situaciones extremas, Coixet decide llevarla por un camino opuesto. Mete al personaje del esquimal del iglú justo al lado de la base de Josephine. La convivencia entre ambos se torna a infernal cuando ella decida quedarse pese a la amenaza de la noche polar.

Así, la película se estanca y no va a ninguna parte. La trama principal, la que se nos ha avanzado en su primera hora de película es sustituida por el empeño de su directora en el lucimiento de su actriz principal. Y como digo, ella está fenomenal, pero Coixet se sacrifica hasta tal punto que no deja huellas, ni un solo rastro, de la marca que había dejado en sus anteriores películas.

Es fácil decirlo, pero la película acaba dejando muy frío. A ratos aburrida, ‘Nadie quiere la noche’ es una película que se queda a medio camino.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s