Promesas del este: Tatuajes y mafia rusa

El primer clásico a revisionar en el Blog es esta película del conocido director David Cronenberg ‘Promesas del este‘, una historia sobre la mafia rusa asentada en Londres, sobre los significados de los tatuajes en el cuerpo y sobre la prostitución.

La historia nos sitúa en Londres, en la época actual. El misterioso y atractivo Nikolai es el chófer de una importante familia mafiosa de Europa Oriental. Semyon, el jefe del clan, detrás de una sonrisa encantadora, esconde una naturaleza fría y cruel. La estabilidad familiar se tambalea por culpa de Kirill, su alocado hijo, que hace más caso a Nikolai que a su propio padre. La vida de Nikolai cambia de golpe cuando conoce a Anna, una comadrona que trabaja en un hospital de Londres. Anna, muy afectada por la muerte en el parto de una adolescente, decide buscar a la familia sirviéndose del diario que la chica dejó escrito en ruso. Lo malo es que sus indagaciones desencadenan la ira de los mafiosos.

Hay actores que encuentran un director (y viceversa) con el que mejor conexión o entendimiento tienen y que saben explotarse mutuamente. Así, la relación entre Cronenberg y Mortensen nace dos años antes, con la genial ‘Una historia de violencia’, a la que siguió ‘Promesas del este’ y ‘Un método peligroso’. Creo que después ninguno de los dos ha estado tan bien. Por eso, la más completa de las tres es, sin lugar a dudas, el caso que nos ocupa.

Con un metraje muy ajustado (exactamente 99 minutos), Cronenberg se toma su tiempo para que el espectador vaya conectando los distintos datos que se le ofrecen y sea capaz de hilar su trama principal. Por un lado tenemos a Anna, una enfermera que está rehaciendo su vida en casa de su madre y su tío, de origen ruso. Cronenberg utiliza a Naomi Watts con un interesante doble filo, pues es una mujer de aspecto duro (moto, chupa de cuero, genio) y sin embargo es muy dulce en el interior. Enfermera en el hospital, la impacta el caso de una chica que muere justo después de dar a luz a su hija, a la que cogerá mucho cariño.

Por otro lado tenemos a Nikolai, el chófer de la mafia rusa de Londres, un tipo duro, hipertatuado, que tiene una relación de amistad bastante profunda (y da la impresión a ratos de ser casi homo) con Vincent Cassel, el hijo del patriarca familiar. El espectador asiste al lento ascenso de Nikolai dentro de la mafia y seremos testigos de los asesinatos y traiciones. Aquí, Mortensen alcanza una madurez interpretativa bestial en la que, pienso, es su mejor interpretación hasta la fecha. Duro, chulo, fuerte y sensible cuando toca.

El director, en su línea, logra que la tensión vaya in crescendo, hasta la brutal e impactante escena de las duchas, sin duda, uno de los momentos clave del film.

Aunque mucha gente se queja de la última vuelta de tuerca final, si uno sigue las pistas que ha ido dando el director y el guionista, nos daremos cuenta de que las piezas encajan y de que todo está perfectamente enlazado de principio a fin.

‘Promesas del este’ es una película dura y violenta, el máximo exponente del cine de David Cronenberg. Una delicia que, como curiosidad, iba a tener una secuela que quedó cancelada por el estudio dos meses antes de que comenzase el rodaje. Una lástima, porque me hubiera encantado seguir la historia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s