Maggie: Schwarzenegger en tierra de nadie

Una chica de 16 años de un pueblo de América es infectada por un zombi. La joven tardará 6 meses en convertirse en zombi, y la transformación afectará la situación en su familia, en concreto a su padre, que continúa manteniendo su amor incondicional por su hija.

criticaMaggie-Interior

Arrancamos el año 2016 con la primera crítica, un drama ambientado en el mundo de los zombis: ‘Maggie’. La curiosa nueva película protagonizada por el actor austríaco Arnold Schwarzenegger es una rara avis dentro de su filmografía general y quizás suponga un cambio de rumbo por parte de Arnold. ¿Reconoce que está mayor para darse de guantazos?

Pero volviendo a la película, lo primero que a uno le viene a la mente cuando ve ‘Maggie’ es que la película termina quedándose en tierra de nadie. Si eres un fan de Schwarzenegger, no esperes verle en acción, pues la película apenas tiene a pesar de que la situación daba para mostrar un par de tiroteos gratuitamente. Y si eres un fan de las películas de zombis, lamentablemente tengo que informarte de que esta tampoco es tu película.

De todos los géneros que podría tocar, el director Henry Hobson decide llevar la película por el terreno del drama, inmiscuirse en lo terrible que es para un padre ver a su hija asolada por la enfermedad… que terminará convirtiéndola en un zombi. No se le puede negar la originalidad del punto de partida del argumento y el hecho de que Breslin y Arnold sí que resultan convincentes.

Y volviendo a la idea inicial, sabiendo que el tiempo de protagonizar películas de acción burras ya pasó (‘Terminator Génesis’ le jubiló definitivamente en ese aspecto) entiendo que la elección de Schwarzenegger (un acierto de casting) es más para dar sensación psicológica de tipo fuerte superado por las adversidades.

Pero ese territorio es un camino que no todos están dispuestos a entender. A veces da la sensación que da ‘Maggie’ es de que ha iniciado un periplo por el desierto en el que es difícil acompañar a los protagonistas más allá de la poesía que busca su realizador. En esencia, pasa poco o muy poco en la película (recuerdo una escena cruda y poco más).

El espectador impaciente puede cansarse y catalogar ‘Maggie’ como la peor película de Arnold. Y no es tampoco eso, aunque lo entendería. ‘Maggie’ se queda a mitad de camino entre una genialidad y una pesadez. Una lástima porque me temo que en unos meses nadie se acordará ya de ella. Por muy bien que actúen o estén sus protagonistas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s