Rabia (T1): Nefasta producción española

Creo que si vemos que inicialmente ‘Rabia‘ iba a ser emitida en Telecinco, pero que un cambio de órdenes dentro de la cadena Mediaset la llevó directa a Cuatro, da una pista de la poca confianza que transmitía la serie. Allí apenas sobrevivió en parrilla un mes. ¿Qué sucedió con esta producción española?

serieRabia-Interior

Pues la verdad es que los problemas de ‘Rabia’ empiezan desde el minuto cero, desde su propia concepción. Tras ver el tráiler, la idea y el reparto, pensaba que una serie de ficción española como ‘Rabia’ podía triunfar o, al menos, dar de que hablar. Es que, si nos fijamos bien, la situación era propicia puesto que este mismo año habíamos vivido en estado de alerta por culpa del ébola. Craso error: Los espectadores no tardaron en dictar sentencia y de dos millones de audiencia el día del estreno pasó (marginada a la madrugada) a 300.000.

Desde hacía algún tiempo, cientos de personas se estaban sometiendo de forma legal y voluntaria a un tratamiento experimental para curar diversas enfermedades muy graves. Sin embargo, algunos enfermos, desesperados porque no llegaba su casi última oportunidad para vivir, buscaron obtener ese tratamiento de forma clandestina. Todo iba bien, hasta que meses después salieron a la luz desconocidos efectos secundarios que el tratamiento realizado de forma ilegal había provocado en varios pacientes: habían desarrollado en sus organismos el virus de la rabia. A partir de ese momento, las autoridades tratan de buscar una solución de emergencia y dan orden de detener a todos los “contaminados”. Pero no todos ellos querrán entregarse, especialmente cuando empiecen a salir a la luz el maltrato que están recibiendo en los centros de internamiento. Los protagonistas de la serie decidirán sobrevivir ocultos como fugitivos y tendrán que asumir un doble reto: evitar que la policía les capture mientras tratan de sobrevivir junto a auténticos desconocidos que en cualquier momento podrían convertirse en seres mortalmente peligrosos.

No os apabulléis con la intriga de la serie porque lo que se llega a explicar no llega ni a la mitad. Estrenada un lunes 28 de septiembre y finalizada un 16 de noviembre sin pena ni gloria, ‘Rabia’ ha sido uno de los grandes fracasos de la temporada y a supuesto un golpe duro para Mediaset y para las series españolas de ficción.

Es duro escribirlo, pero si uno es capaz de aguantar un capítulo entero de ‘Rabia’ se da cuenta de la multitud de problemas que existen hoy en día en las series españolas. A pesar de que el tráiler de la serie pueda llamar la atención (razón por la cual decidí darle una oportunidad), la producción no tarda en descubrir sus puntos flacos (que son muchos) a los tres o cuatro minutos de emisión.

Estoy convencido de que en un formato americano habría corrido mejor suerte, con capítulos más cortos que llevasen mejor la intriga y no perdieran de vista lo que verdaderamente nos interesa: la enfermedad. Pero claro, aquí en España demandamos que los episodios rocen los 90 minutos de duración, y así el argumento (la pandemia, el virus… lo que viene siendo la chicha del asunto) se pierde en un montón de personajes caricaturescos llevados al límite por situaciones absurdas, irreales y extremas.

Ya en el primer episodio asistimos al traslado de un autobús infectado que no es ni escoltado. Lógicamente tardan en asaltarlo dos minutos y preparar la de Dios es Cristo, buscando un escondite mientras la policía intenta darles caza. ¿En serio creéis que me voy a tragar ese comienzo? ¿Quién en su sano juicio pensó que era el mejor punto de partida?

Otro punto y aparte son los actores, pero sinceramente, metidos en semejante esperpento resulta imposible rescatarlos y hacerles creíbles a partir de unos guiones tan sumamente malos. Carles Francino, Adriana Ozores, Malena Alterio, Fele Martínez, Nuria González, Concha Cuetos, Paco Tous… todos son mejores actores que lo que vemos aquí.

El fracaso de ‘Rabia’ debería de ser un toque de atención al diseño de series en España. Contrastar con la época dorada que vive ahora mismo la ficción americana televisiva donde cada año salen un par de series nuevas llamativas. Deberíamos de revisar y replantearnos las cosas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s