Sicario: Lobos con piel de cordero

En la zona fronteriza que se extiende entre Estados Unidos y México, una joven e idealista agente del FBI es reclutada por una fuerza de élite del Gobierno para luchar contra el narcotráfico. Bajo el mando de un asesor enigmático y de turbio pasado, el equipo emprende una misión clandestina que lleva a la mujer a cuestionarse sus convicciones con tal de sobrevivir.

criticaSicario-Interior

El director canadiense con apellido de piloto de fórmula uno, Denis Villeneuve, saltó a la fama recientemente con un par de trabajos abalados por la crítica: Con la semidesconocida ‘Incendies’ se hizo notar, pero fue con ‘Prisioneros’ con la que logró dejar huella definitivamente(no voy a olvidar, en menor medida, ‘Enemy’). Arropado por un gran reparto que resulta ser de lo mejor de la función y con una Emily Blunt que se merece una mención especial, ‘Sicario’ vuelve a suponer un acierto en la corta filmografía del director.

Si algo tiene ‘Sicario’ es que no se anda con rodeos: desde el minuto uno, con la presentación de la protagonista y del equipo del FBI, vamos descubriendo a los distintos compañeros durante la narración y sabemos perfectamente de que va a tratar.

Y cómo lo va a tratar, porque una cosa es segura: el director no se va a cortar un pelo a la hora de mostrar la crudeza de la situación que está denunciando (parte del mérito hay que dársela también a su director de fotografía). Villeneuve filma la historia con pulso, firmeza y la dota de esa atmósfera un tanto agónica que ya se podía respirar en ‘Prisioneros’.

Insisto en que aquí es donde el reparto tiene que jugar un papel fundamental, y en él, Emily Blunt está obligada a llevar la mayor parte del peso del film sobre sus hombros. Interpreta a una agente joven, reclutada recientemente por un equipo de élite y que se verá envuelta en dilemas morales por la forma que tienen de actuar sus nuevos compañeros. Pero a pesar de la aparente fragilidad o humanidad del personaje, Blunt se revela como la auténtica joya de la película. Basta con echar un vistazo a los sucesos que acontecen a la salida del bar.

A su lado están Josh Brolin y Benicio del Toro, al que uno se alegra de ver lejos de las excéntricas actuaciones a las que nos tiene acostumbrados. Del Toro está contenido y Brolin bastante carismático.

Tensión y crudeza se unen a la realización para dar pie a un grado de realismo que consigue meter al espectador en la película. Si es cierto que ‘Sicario’ tiene algún bajón de ritmo, pero está fantásticamente interpretada y cuenta una cruda realidad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s