Outlander (T1): La toca-piedras

Basada en las novelas de Diana Gabaldón, ‘Outlander’ ha sido una de las sorpresas televisivas de la temporada al ser renovada casi inmediatamente después de su estreno. Pero que en el blog no ha entusiasmado especialmente.

serieOutlander-Interior

Y una vez más, advierto de los posibles SPOILERS.

Claire Beauchamp es una enfermera de combate de 1945 casada con Frank Randall en el siglo XX y que, misteriosamente, es llevada a través del tiempo hasta 1743. Allí, en ese desconocido mundo que amenaza su vida, Claire conoce a Jamie Fraser, un joven guerrero escocés, caballeroso y romántico. Decide casarse con ella para salvarla y pronto Claire empieza a enamorarse de él, viéndose atrapada entre dos hombres muy diferentes en dos vidas distintas.

Sin saber muy bien qué me iba a encontrar (pues desconozco la obra original), comencé a ver ‘Outlander’ por recomendación. Mis primeras impresiones no fueron malas. ‘Outlander’ estaba compuesta por episodios entretenidos que mezclaban los cuentos de hadas y la cultura popular escocesa. Con dosis de acción y de romance. Tampoco estaba mal actuada, así que me dejé llevar por la trama y los personajes hasta terminar la primera temporada.

A mitad de temporada, los episodios se vuelven un poco más lentos y un poco repetitivos. Es lógico que el personaje principal, Claire, quiera volver a su mundo, pero parece que siempre que puede la serie recurre a ello.

La lentitud de los episodios está marcada también por la incursión del villano principal de la cinta e interpretado por Tobias Menzies, Jack “El negro” Randall, un brutal capitán del ejército inglés. A pesar de que podría ser un personaje que da mucho juego, al ser interpretado por el mismo actor en dos épocas distintas y siendo a la vez el amor de Claire, o bien los guionistas o los libros deciden convertirle en un auténtico bastardo (por no decir una palabra mal sonante). Y puedo tolerar el hecho de que le mole torturar y violar, pero creo que la serie mea completamente fuera del tiesto en el momento en el que se descubre que su personaje es homosexual. Parece una idea sacada para rizar más el rizo del argumento y que no viene en absoluto a cuento según venían aconteciéndose los capítulos.

También es curioso como hay detalles de la historia de la madre de Jaime que nos dejan caer, pero que no llegan a contar, pero que vuelven a recurrir a ellos para que pensemos “mira, lo del anterior episodio” y que sigamos con la mosca tras la oreja. Podría detenerse más en esos detalles y así imprimir más ritmo a los episodios.

Así ‘Outlander’, que en su primera parte de la serie me parecía recomendable, termina siendo un chasco importante. Terminé la temporada, casi por obligación y por ver si lo que sucedía llevaba camino de algún sitio, pero me descuelgo aquí. Sin ganas de saber más sobre el viaje temporal de Claire. Que les vaya bien, en el tiempo en el que estén.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s