Hotel Transilvania 2: Encuentra tu sitio

Todo parece mejorar en el Hotel Transilvania. La rígida norma establecida por Drácula de “sólo para monstruos” se ha suprimido y se aceptan también huéspedes humanos. A Drácula le preocupa que su adorable nieto Dennis, medio humano y medio vampiro, no dé señal alguna de vampirismo. Aprovechando que Mavis ha ido a visitar a sus suegros humanos, Drácula recluta a sus amigos Frank, Murray, Wayne y Griffin para hacer que Dennis pase por un campamento de “entrenamiento de monstruos”. Lo que ignoran es que Vlad, el gruñón padre de Drácula, está a punto de llegar al hotel. Y cuando descubra que su bisnieto no es de sangre pura y que los humanos pueden frecuentar el establecimiento las cosas se complicarán.

criticaHotelTransylvania2-Interior

Sin hacer mucho ruido Genndy Tartakovsky logró colar ‘Hotel Transilvania’ entre las películas más destacadas para los más pequeños hace tres años. Y aunque el estilo frenético y un simplón final echaban por tierra cualquier amago de conexión con la película, la secuela parecía garantizada. Y visto el éxito de esta segunda entrega imagino que tendremos tercera parte en unos años.

Pero contra todo pronóstico, me llevo una sorpresa al encontrarme ciertas mejoras que me llevan a pensar en que su director no ha decidido sacar una secuela al azar, sino a hacer una segunda parte capaz de ofrecer algo novedoso.

Viendo la primera, estaba claro que el primer punto de mejora era el apartado de la animación. Su predecesora tenía un estilo muy anticuado (con muy poca profundidad en sus escenas) y la mejora, sin ser perfecta, resulta aplastante. Un mejor acabado de las imágenes, aunque no sea capaz de rivalizar con Pixar, al menos no resulta tan plana.

La segunda mejora viene de mano de la historia, más entretenida y capaz de llenar mucho más al espectador. Los más pequeños pueden sacar una buena moraleja sobre la familia, la amistad y la búsqueda de ese sitio/personalidad que te haga sentir bien.

Es una pena que, en cuanto a la velocidad, no se haya solucionado. Quizás su director piense que funcionaba pero no creo que sea cierto. La película mantiene ese ritmo tan sumamente frenético y durante todo el rato. Suceden demasiadas cosas, gags, aventuras, gags, y así. Hay tantísimos detalles que es imposible darte cuenta de todos en la hora y veinte minutos que tiene de duración. Y acaba lastrando.

En resumen podríamos decir que es una secuela ligeramente superior a la anterior, que hará las delicias de los más pequeños y que entretendrá a ratos a los padres. Pero para el género de animación es un film muy menor.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s