Cuatro fantásticos: No luce. No cuaja

Cuatro jóvenes inadaptados se teletransportan a un peligroso universo alternativo, lo que les confiere extraños poderes. Cuando sus vidas cambian de forma drástica e irremediable, deben aprender a controlar sus nuevas habilidades y trabajar en equipo para salvar al mundo de un viejo conocido que ahora se ha convertido en un temible enemigo.

critica4Fantasticos-Interior

A raíz de todo lo que uno ha podido leer y escuchar a cerca de todo el proceso que ha rodeado a la nueva entrega de los ‘Cuatro Fantásticos’, uno piensa que se puede oler, más o menos, lo que va a ver en pantalla. Pero hay algo más en esta película. No estoy muy seguro de saber qué es lo que he visto. ‘Cuatro Fantásticos’ es un mejunje de muchas películas de superhéroes, de intentar modernizar la historia, de coger lo mejor de cada casa y de como todo, al final, no encaja lo mires por donde lo mires.

Aunque no sé muy bien que es, una cosa os puedo asegurar que tengo clara: ‘Cuatro fantásticos’ no es una buena película, ni una buena adaptación del cómic. Podríamos decir que los encargados del proyecto (su director Josh Trank y los guionistas Simon Kinberg y Jeremy Slater) han cogido la base y elementos esenciales de la famosa historia de Stan Lee para dar una pequeña vuelta de tuerca a todo, pasando por el cambio de raza en uno de los personajes (un cambio que acaba siendo absolutamente secundario) para hacerles pasar por chicos inadaptados cuyos caminos termina cruzándose. Y podría estar bien. Pero el nuevo encuadre deja bastante que desear, recurriendo a tópicos del género como la regresión a la adolescencia.

El caso es que ninguno, ni uno solo de los elementos que impregnan la película funciona. Nada cuaja. Ni siquiera me da la impresión de que su presupuesto luzca. Ni en su clímax final, que dura aproximadamente unos diez minutos y al cual uno llega agotado por el ritmo calmado, lento, que lastra cualquier conexión con la película.

‘Cuatro Fantásticos’ tarda muchísimo, una eternidad, en ponerse en materia. En el fondo una película de este calibre no debería ser más que un entretenimiento veraniego (como lo fueron sus sucesoras) pero es sangrante que un blockbuster no ofrezca, hasta aproximadamente el minuto cincuenta, algo parecido a una escena de acción con un decorado/escenario directamente sacado de la película de ‘Prometheus’.

Un punto y aparte es el uso de los efectos especiales. Tras ver ‘Terminator Génesis’ dije en su momento que iba a ser una película muy caduca en ese apartado cuando su saga ha sido puntera en este apartado. Y es que estamos en 2015 y me parece increíble que ocurran cosas como el diseño de la Cosa. Bochornoso, cantoso. Cada vez que aparece en escena dan ganas de reír, lejos de intimidar.

Los actores bueno, no son los que tienen la mayor culpa de todo esto pero pueden ser los que sufran las consecuencias. No da tiempo a apreciar posible química entre Miles Teller y la preciosa Kate Mara. Michael B. Jordan está por ahí, al igual que Jamie Bell.

Ver ‘Cuatro fantásticos’ es un experimento extraño y, sobre todo, aburrido. Llama la atención, y mucho, su falta de gracia. Ahora mismo la pelota está en el tejado de la Fox, que ha anunciado (y mantiene la idea) una secuela y un posible cruce con los ‘X-Men’ más adelante. Pero es una bola absolutamente envenenada viendo la poca aceptación del film. Ellos sabrán.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s