Pride (Orgullo): Los británicos han vuelto a conseguirlo

En el verano de 1984, siendo primera ministra Margaret Thatcher, el Sindicato Nacional de Mineros (NUM) convoca una huelga. Durante la manifestación del Orgullo Gay en Londres, un grupo de lesbianas y gays se dedica a recaudar fondos para ayudar a las familias de los trabajadores, pero el sindicato no acepta el dinero. El grupo decide entonces ponerse en contacto directo con los mineros y van a un pueblecito de Gales. Empieza así la curiosa historia de dos comunidades totalmente diferentes que se unen por una causa común.

criticaPride-Interior

Qué grande es el cine británico. Lo digo desde la envidia y con todo el cariño del mundo. Qué joyas nos ha ofrecido en los últimos años. Cada década nos dan más de una obra maestra. Desde el bailarín avispado de ‘Billy Elliot’, pasando por los descojonantes obreros-strippers de ‘Full Monty’, a la radiografía de la reina en ‘The Queen’. Estaban tardando en volver a sacar, a la chita callando, una película pequeña, simpática y reivindicativa. Por fin, aquí está ‘Pride’.

Desconociendo el hecho histórico en el que se basa y el grado de veracidad de lo que cuenta, para un servidor ya ha ganado en interés desde su arranque, situándonos en los maravillosos años 80 y contando la evolución del movimiento LGSM y su apoyo a los mineros. ‘Pride’ se erige como un ejemplo de cine de compromiso, que va ganando en intensidad y que por momentos resulta emotiva. Funciona tan bien, que no me importan los pequeños defectos (que los tiene).

Repleta de las caras de algunos de los nuevos actores británicos del momento y combinadas con algunos de los de siempre (como los siempre solventes Bill Nighy e Imelda Staunton), la película tiene una de las más amplias y ricas galerías de personajes. Unos carismáticos, otros divertidos pero la mayoría entrañables.

Una película que, con sus dos horas de duración, se ve en un suspiro haciéndose realmente entretenida. Repleta de buen rollo, mensajes claros y concisos (la unión hace la fuerza, igualdad ante todo), divertida sin llegar a la carcajada y que estoy seguro de que no dejará a nadie indiferente. ‘Pride’ es de esas películas que se tienen que ver este año.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s