Refugiados: El vaso medio lleno o medio vacío

Producida por la BBC y Bambú Producciones para la Sexta, ‘Refugiados‘ termino su andadura por la televisión española el pasado lunes tras haber tenido un estreno simultáneo en todos los canales de Atresmedia. Hay cosas que nos han gustado y hay otras que no. La cuestión está en ver el vaso medio lleno o medio vacío.

serieRefugiados-Interior

La humanidad está sufriendo el mayor éxodo de su historia. Millones de personas del futuro han viajado al presente huyendo de un inminente desastre global. Todos los refugiados, que han viajado al pasado para salvarse de un futuro inhabitable, deben cumplir dos reglas básicas: no pueden hablar sobre el futuro, y no pueden relacionarse con sus familias. Una de esos viajeros del tiempo se dirige a casa de un matrimonio, con una misión muy concreta: evitar su asesinato.

Se ha vuelto muy complicado evaluar la serie con el paso del tiempo. Tras un comienzo realmente impactante y tener a todo el mundo pegado al televisor tras la emisión de los dos primeros episodios, la sensación final que deja la serie es de “bueno, nos ha salido esto. ¿Qué os parece audiencia?”.

Y a partir de aquí, los siempre temidos SPOILERS.

‘Refugiados’ tiene un punto de partida fresco, original, diferente a lo que estamos acostumbrados. Tiene una producción al más puro estilo británico y una factura de producción americana. El éxito de ‘Refugiados’ puede hacer pensar en otro tipo de producciones que triunfan al otro lado del charco y que aquí consumimos solo por internet.

Pero pronto nos damos cuenta de que la serie tiene unos límites que no esperábamos. Lo primero de todo es que debemos olvidarnos de lo que sucede en el mundo entero y de que solo hay retazos de un futuro que augura ser fatídico. Los responsables de la serie eligen centrar la serie en los sucesos de una familia en particular con todas sus consecuencias. Así, los que esperen o quieran ver líos temporales que recurran a ‘Regreso al futuro’ u otro tipo de producciones. ‘Refugiados’ es la historia de una familia. Y punto. Para bien o para mal. Y es ahí donde reside el principal problema de la serie.

Porque si lo vemos por el lado del vaso medio vacío, nos damos cuenta de las historias de relleno (la chica enamorada del refugiado, hijos que si pero no son) y de la ausencia casi total de secundarios, por no hablar de una alarmante falta de villano con carisma y que por momentos parece ser Jonathan D. Mellor, pero que nunca llega a erigirse como tal para terminar alzando a Will Keen y consumir el colmo de las tragedias.

Pero hoy, me ha dado por ver el vaso medio lleno. Reconozco que esperaba bastante más por su punto de partida, pero no considero una serie desastrosa cuando me ha tenido enganchada de principio a fin, está bien rodada y con buenos actores. Ojalá sirva de punto de partida para que en España veamos otro tipo de producciones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s