Kingsman – Servicio secreto: La oveja negra en la familia Bond

Un veterano agente secreto inglés debe entrenar a un joven sin refinar, pero que promete convertirse en un competitivo agente gracias a un ultra-programa de entrenamiento, al mismo tiempo que una amenaza global emerge procedente de un genio retorcido.

criticaKingsman-Interior

Partiendo de que desconozco por completo el cómic de Mark Millar y Dave Gibbons que adapta, tras haber oído fantásticas críticas sobre ella y que todo el mundo la pusiese por las nubes, debo decir que ‘Kingsman – Servicio Secreto’ es un auténtico chasco. Es más, no me ha gustado a ningún nivel.

La película parte de un guión de manual, pero entiendo que es una película para captar a los adolescentes por lo que tampoco le puedo pedir mucho más. Luego resulta que la película está plagada de escenas de acción, bien coreografiadas sí, pero repletas de una violencia que no me esperaba. Y cuando digo violencia digo que entre estas escenas y las de una película de Tarantino solo hay un paso y en Tarantino y su mundo lo entiendes, pero aquí no. Matthew Vaughn supo esquivar muy bien esas balas en ‘Kick-Ass’ y era el gran defecto que tenía su segunda entrega ya lejos de las manos de este director.

Tampoco me convencen en absoluto el diseño de los personajes. No logré empatizar en ningún momento con el protagonista, una especie de adolescente que es un jamakazi por que lo dice el guión y que viste como un rapero a pesar de que no tiene la menor pinta de serlo. Sinceramente, haberlo vestido de hypster y ya está. James Bond o Jason Bourne renegarían de él como sucesor.

¿Qué pinta que Samuel L. Jackson cecee y vaya con semejantes pintas? ¿Por qué su plan para dominar el mundo no me importa lo más mínimo desde el minuto dos? ¿Por qué no se saca más jugo al personaje de Mark Hamill o el de Michael Caine? ¿Y la esbirra? ¿Por qué me tiene que recordar a cierto deportista juzgado por asesinato? ¿Por qué en toda la película Mark Strong hace más bien poquito? ¿A qué viene ese penúltimo plano? ¡No es necesario!

Y luego está el bueno de Colin Firth, probablemente el único que se salve de la función, esforzadísimo en las escenas de acción y al que el traje le sienta como un guante. Ojito porque aquí entro en el terreno de los SPOILERS, su mundano guión decide embarcarle en mil y una batallas para darle matarile de una manera totalmente absurda.

Os lo aseguro de antemano: No me vais a convencer para ver la secuela.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s