Fast & Furious 7: Esta va por Paul

Ha pasado un año desde que el equipo de Dominic Torreto y Brian pudiera regresar finalmente a Estados Unidos, tras ser indultados. Desean adaptarse a una vida en la legalidad, pero el entorno ya no es el mismo. Dom intenta acercarse a Letty, y Brian lucha para acostumbrarse a la vida en una urbanización con Mia y su hijo. Ninguno de ellos imagina que un frío asesino británico, entrenado para realizar operaciones secretas, se cruzará en sus vidas para convertirse en su mayor enemigo.

criticaATodoGas7-Interior

Sin llegar a ser un fan de la saga, he terminado viendo todas o casi todas las entregas y hay cosas que me fascinan del mundo creado por ‘A todo gas’. Lo que nació como una película de coches, carreras, con pequeños toques de acción y comedia, ha acabado adrenalizándose, hiperbolizándose y testosteronizándose hasta límites insospechados. Es curioso que esta saga ha hecho más por el cine de acción que ‘Los Mercenarios’.

Esta nueva entrega, séptima ya, cuenta con dos factores que la podían marcar para bien o para mal. El primero es el cambio de director: Justin Lin ha dejado su sitio al director James Wan, afincado en los thrillers de terror con la saga ‘Insidious’ y responsable de la primera entrega de ‘Saw’. Como la estética está muy marcada era difícil que Wan cambiara alguna cosa y lo mejor que se puede decir, es que el cambio de director apenas se nota. Hay acción, hay muchos tiroteos, persecuciones y alucinantes piruetas… y luego están los delirios extremos. Si vas concienciado de lo que vas a ver, no te llevarás las manos a la cabeza al ver la escena rodada en Abu Dabi.

Lo que me ha parecido sorprendentemente flojo ha sido el guión de esta entrega. No es que las anteriores fuesen una obra de Shakespeare, pero no os puedo mentir si os digo que he pensado en más de una ocasión que el guión lo había firmado un crío de quince años. Sin ir más lejos, todo lo que envuelve la historia del sistema “ojo de Dios” me parece una sobrada que no viene a cuento. Además, teniendo a Statham de villano (que se gana al público en su escena inicial) necesitas muy poco para enganchar a la gente y se podrían haber inventado cualquier otro pretexto.

El segundo factor del que os hablaba es la trágica pérdida del actor Paul Walker. Con la película a mitad de firmar, se ha recurrido a los hermanos del actor, muy parecidos físicamente, y a los efectos especiales para completar la cinta. Si bien siempre ha sido Vin Diesel el motor de la saga, Walker tenía siempre sus momentos y hay que decir que han conseguido que su personaje tenga una continuidad dentro de la historia para, después, darle una emotiva y gran despedida.

Creo que lo mejor que se puede escribir sobre Fast & Furious 7 es que se entiende como un homenaje a Paul Walker. El desenlace de su historia va a tocar la fibra de los más fans de la saga. Un final inspirado y que además parece salir de dentro del corazón del equipo. Puede ser una película mejor o peor, gustar o no gustar, pero que esta va por Paul es indudable.

Y podría ser un magnífico broche final a la saga. Despedida y cierre… Pero su final indica que tenemos ‘A todo gas’ para rato.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s