Houdini: Me esperaba bastante más

Harry Houdini, el mago más famoso de todos los tiempos, vuelve a la pequeña pantalla interpretado por Adrien Brody en una pequeña miniserie. Aunque el proyecto llama y mucho la atención, el resultado no ha terminado de satisfacerme.

serieHoudini-Interior

Ehric Weiss, más conocido como Harry Houdini, el gran mago capaz de salir airoso de todas las camisas de fuerza, todos los candados y todos los tanques de agua del mundo, vuelve a la pequeña pantalla en una miniserie de dos episodios rodada en su totalidad en Budapest, Hungría, lugar de nacimiento del artista. Aunque hay mimo y buen hacer a la hora de llevar la vida del artista, no puedo parar de pensar en lo mejorable que es el guión y en lo sosito que es el bueno de Brody.

El intérprete, ganador de un Oscar con ‘El pianista’, no pasa precisamente por el mejor momento de su carrera, y lo cierto es que después de verle en la película de Polanski, uno no sabe ya si fue cosa del destino aquella interpretación, porque desde entonces no ha vuelto a estar a ese nivel.

En ‘Houdini’, le pasa como al resto de la miniserie, se esfuerza y esfuerza (a pesar de que no se parecía en absoluto a él, Adrien Brody incluso llegó a realizar varias escenas peligrosas durante el rodaje) pero el resultado no termina de convencerme. Me gustó más Kristen Connolly como Bess, la mujer del escapista.

Tampoco me gusta, por ejemplo, que se destripen cada uno de los trucos que realizaba el mago y como conseguía escapar. Es la magia de Houdini y al dotar de realismo al conjunto, perdemos todo el encanto que podía tener el enigmático personaje. Sabemos que hay truco, pero en realidad, como dicen en ‘The Prestige’ no queremos saberlo porque lo que queremos es que nos engañen.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Desde el primer minuto ya su look pretendidamente demodé (eso sí, sin renunciar a fondos y trucajes digitales) y su aura desmitificadora (precisamente, ‘destripando’ esos trucos como tú dices) ya anunciaban que nos encontrábamos ante un biopic telefilmero por capítulos.
    Hablar de magos y de magia en la pantalla, más allá de las fantasías medievales y de las sagas harrypotterianas, nunca va a funcionar. El cine y la TV ya son tramposos de por sí como para ‘creernos’ cualquier habilidad de prestidigitador que nos quieran mostrar. Consciente o inconscientemente, siempre pensaremos que es un montaje (incluso en trucos muy elaborados, como los del catódico Dynamo), Incluso un plano-secuencia puede estar trucado. Esta magia sólo es disfrutable en vivo y en directo, donde no hay nada entre tus ojos y el genio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s