Corazones de acero: En los límites de la locura y la crueldad

Alemania, abril de 1945. Mientras los Aliados inician su ofensiva final en el frente europeo, el aguerrido sargento de artillería llamado Wardaddy se encuentra al mando del tanque Sherman “Fury” y de los cinco hombres que componen su dotación, en una misión mortal detrás de las líneas enemigas. Superados en número y en armamento, y con un soldado novato metido en sus filas, Wardaddy y sus hombres lo tendrán todo en contra en su heroico intento de lanzar un ataque en pleno corazón de la Alemania Nazi.

criticaCorazonesDeAcero-Interior

Rara vez se me habría ocurrido describir una película bélica con un adjetivo como “trepidante”, pero es lo que uno puede sentir viendo las crudas secuencias de acción que se reparten a lo largo del metraje de ‘Corazones de Acero’, que muchos recordarán como “esa del tanque con Brad Pitt”. A ratos superior (pero más a ratos inferior) a ‘Black Hawk Derribado’, de Ridley Scott, con la que creo que tiene más de un aspecto en común.

Con David Ayer como director y guionista, si conocemos su obsesión por las vísceras quizás estamos ante el género en el que puede campar más a sus anchas sin que nos llevemos las manos a la cabeza. Y Ayer no se corta un pelo: miembros amputados, cuerpos destrozados, trozos de cuerpos destrozados y sangre ocupan gran parte del paisaje de una cinta que huye de cualquier tipo de ese sentimentalismo que inunda muchas veces las películas americanas. Caballeros, estamos ante la cruel, burra y cruda realidad de la guerra. Y por eso David Ayer, que nunca ha sido santo de mi devoción hasta la fecha, firma su mejor película.

Ver a un actor de la talla de Brad Pitt tan sumamente metido en su papel, cuando en un principio uno podría pensar en que iba a ver un pseudo-Aldo Raine, es digno de mención pues ambos personajes solo comparten la afición por matar soldados alemanes. Pitt está inmerso y solvente en el papel en una actuación destacable. Del resto del reparto se podía esperar más, por ejemplo, y sobre todo después del bombo que se le ha dado a Shia LaBeouf por su fama de “revienta-rodajes”. LaBeouf no está a la altura de las expectativas y su actuación no es nada del otro mundo. No tiene un personaje demasiado sobresaliente en la trama, a diferencia del joven Logan Lerman, el otro gran protagonista de la cinta, y que está bastante por encima de él.

‘Corazones de Acero’ es una montaña rusa repleta de espectaculares secuencias de acción, mucha pirotecnia y ratos de buen cine. Me sobra o recortaría el momento comida con las chicas alemanas. Si bien es cierto que da un poco de respiro al espectador, el ritmo cae en picado dejando la película un poco estancada. Pero globalmente, es una película bélica estimable.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s