Cuéntame un cuento: Caperucita Roja

Como cada semana en el Blog, procedemos a echar un vistazo al capítulo de ‘Cuéntame un cuento’. Esta vez le toca el turno a la moderna versión de ‘Caperucita Roja’.

Visto el nivel de audiencia que alcanzó el pasado lunes la tercera entrega de ‘Cuéntame un cuento’ (muy por debajo de sus rivales ‘Isabel’ y ‘La que se avecina’) me aventuraría a decir que no va a aguantar mucho Antena 3 con este original invento.

Caperucita iba a casa de su abuelita. Su madre le advirtió de que no cogiera atajos pues, a veces, el camino más corto está lleno de peligros y hay lobos escondidos, asesinos en serie a los que la carne de niñas como ella atraen sin remedio…

Vistos los anteriores episodios, nos adentramos ahora en la historia de Caperucita, el lobo y la abuelita en una revisión moderna que intenta reinventar el cuento. Una visión bastante original y mejor terminada que la ‘Blancanieves’ de la semana pasada (y ni que decir tiene que le da mil vueltas a aquella película americana de 2011 con Gary Oldman). Un reverso, nuevamente tenebroso al cuento popular de turno que esta vez tiene una buena resolución, con una moraleja final muy bien traída.

A pesar de todo, las adaptaciones están adoleciendo y mostrando problemas. No de factura, pues me imaginé desde el principio algo más chapucero. Los problemas que la encontré a esta y a las anteriores casi siempre son a nivel estructural y narrativo.

Nuevamente se quiso jugar a la trampa, despistando al espectador para que no le viésemos las orejas al lobo. Una vez más, se excede demasiado en los personajes malos. Es cierto que los cuentos tienden a un tono más oscuro, pero por ejemplo esta vez el personaje del novio de la madre, policía, sólo servía para despistar sin aportar a la trama.

Ni mereció el cariño de la protagonista a pesar de que le salvó la vida. Tenía esa sensación de estar metido con calzador, lo que hace desconcertar incluso a su propio interprete, Adolfo Fernández, que hace una interpretación nefasta. Javier Godino tampoco sale bien parado, pero es que su personaje también es demasiado extraño.

La serie necesita un capítulo importante las próximas semanas que haga pegar un vuelco a los resultados. Está bien y es un esfuerzo digno de aplauso, pero no termina de cuajar entre la audiencia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s