Orange is the new black (T2): El naranja es la nueva tendencia

Nominada a 12 Premios Emmy, ‘Orange Is The New Black’ en su segunda temporada nos vuelve a introducir en la prisión de Litchfield, a medio camino entre el drama y la comedia, para ver como siguen las cosas. Posibles SPOILERS si seguís leyendo.

serieOITNBT2Interior

Esta comedia dramática carcelaria de Jenji Kohan, basada en el libro del mismo título de Piper Kerman, alcanza su segunda temporada en emisión (y parece confirmada una tercera entrega) con bastante fortaleza. Tras los acontecimientos sucedidos en la primera temporada, ahora nos encontramos con una nueva Chapman, tras darle una paliza a Pennsatucky el día de la función de Navidad. Tras un breve periodo en el hoyo y en Chicago, vuelve a la prisión para comprobar que las cosas siguen como estaban. Aunque un nuevo personaje dará mucho de que hablar.

Y sin duda es Vee, la incorporación más sonora al reparto, la que moverá las cosas en la prisión y será el verdadero motor de la segunda temporada. Es por eso que a esta segunda temporada le suceden dos cosas: la primera es que Chapman queda irremediablemente relegada a un segundo plano. Los capítulos que giran en torno a ella acaban siendo más aburridos, por mucho que se busque la sorpresa o lo inesperado (gracias a Dios, tenemos menos dosis de Jason Biggs).

Lo segundo que sucede, es que nos damos cuenta de que la serie es tremendamente rica en personajes. Algunos de ellos ya nos los habían presentado en la primera temporada, pero ahora vamos a conocerles mucho mejor y saber lo que sucedió con ello. Ahí es donde gana la serie, porque se guardaba unos potentes ases en la manga. Vamos a coger muchísimo cariño a Morello aunque esté como unas maracas, o a Ojos Locos aunque no sepa si va o viene, a Caputo con su historia de amor frustrada, o a Rosa que acaba convirtiéndose en el punto álgido de la temporada con su intervención final.

Pero es cierto que sin un detonante, sin un villano, la vida en la prisión sería demasiado placentera. Por eso la incursión del personaje de Vee, el más detestable (después de que Pennsatucky haya evolucionado y se haya calmado) es el contrapunto perfecto para impulsar la acción y el desarrollo de los personajes en la prisión. Aunque Figueroa tiene lo suyo (y me encantaría verla en la prisión, con las internas, en la tercera temporada), es claramente Vee el impulso de los trece episodios.

Buena continuación. Veremos que nos depara la tercera entrega.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s