Lucy: El poder de la mente

Lucy es una mujer envuelta involuntariamente en un asunto de drogas obligada a ejercer de mula. Cuando la bolsa de la droga que transporta en su interior se rompe y los narcóticos entran en contacto con su cuerpo, se convierte en una máquina de matar, adquiriendo una memoria prodigiosa capaz de ver el mundo de diferente forma.

criticaLucy-Interior

Me compadezco del pobre crítico de turno que espere encontrar en ‘Lucy’ las respuestas más trascendentales a las preguntas que nos inquietan a pesar de que Luc Besson siempre se ha destacado por ser un amante del espectáculo y la pirotecnia por encima de todo. Sus ‘León: El Profesional’ o ‘El Quinto elemento’ forman parte de mi colección cinéfila y de visionado indispensable siempre que busco un poco de acción bien llevada. ¿Alguien esperaba otra cosa?

Pero entendería también que ‘Lucy’ os pareciese la peor película del verano (a pesar de que la enésima ‘Transformers’ tiene otorgada ese premio). Si su arranque inicial no es capaz de engancharte, si no eres capaz de tener cierto grado de complicidad con nuestra heroína, probablemente acabe siendo una película demasiado pesada para ti, espectador despistado.

Pero para mí, ‘Lucy’ se postula como la perfecta película de verano con todos sus ingredientes: parte de una premisa mínimamente original, dura apenas una hora y media, está bien decorada por conseguidos efectos especiales y encabezada por la siempre guapa Scarlett Johansson, que está en su salsa porque, en el fondo, sabemos que es un vehículo para su lucimiento exclusivo. Vuelve a resultar curiosa la predilección por “heroínas” que tiene Luc Besson, pues antes que la Johannson Natalie Portman, Milla Jovovich o la misma ‘Nikita’. Por ahí también aparece Morgan Freeman que vuelve a hacer de “hombre simpático que explica cosas”.

Besson no pierde el tiempo con inútiles introducciones, pasamos a la acción desde el minuto uno con un potente arranque que va in crescendo. Aunque advierto de que es una película que es mejor ver sin unas altas expectativas, pues para cuando Lucy llegue al 100% de su capacidad cerebral, el invento habrá perdido un poco de encanto (no he podido evitar acordarme de ‘Trascendence’) y corre el riesgo de caer pronto en el olvido.

Con todo y con eso es bastante mejor que su anterior ‘Malavita’.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s