Pacto de silencio: El tiempo pasa para todos

Jim Grant, un antiguo activista radical, vive ahora de forma anónima con su hija en los alrededores de Albany, en Nueva York. Pero su tranquila vida dará un vuelco cuando Ben Shepard, un joven periodista, revela su paradero al FBI, que llevaba buscándolo tres décadas por su participación en el atraco a un banco.

criticaPactoDeSilencio-Interior

Algunos os describirán ‘Pacto de Silencio’ como un thriller político basado en la novela homónima de Neil Gordon, yo os voy a ser sinceros: me aburrió. Soberanamente.

Me he debatido muchísimo sobre que nota (la tontería de las estrellas que a modo alguno os puede servir para decidir si verla o no) ponerle y me cuesta mucho bajar de ahí a pesar de que el cuerpo me pide que sea incendiario. No lo voy a ser porque Redford no se lo merece. La verdad es que la película está bien dirigida, con muchísimo oficio y mensaje político de por medio (haberlo haylo). Además la película tiene un reparto de quitar el hipo (Nick Nolte, Julie Christie, Richard Jenkins, Chris Cooper, Susan Sarandon, Sam Elliott, Anna Kendrick, Brendan Gleeson, Terrence Howard, Stanley Tucci) y a ratos parece ese reencuentro de amigos que a la cinta le viene bien. Como en todos los sitios, algunos aportan más que otros y otros solo están para recordar que siguen siendo actores.

Pero hay dos fallos garrafales en la película. Y el primero de todos es Shia LaBeouf. En Hollywood han tardado por darse cuenta de que lejos del chico problemático que encarnaba en ‘Disturbia’, Shia vale más bien poquito como actor principal. Quizás suena cruel, pero me vienen a la cabeza nombres y nombres de actores que con sus minutos se habrían comido la pantalla.

Y el segundo fallo, también de casting, es Redford. No Redford el director, Redford el actor. Como ya le pasase en su momento a Al Pacino o Robert DeNiro, Redford tiene que saber que puede y que no puede hacer en pantalla. Ha envejecido, con todas las consecuencias que ello conlleva, por lo que es difícil que me le crea huyendo por los bosques.

Redford está lejos de su mejor nivel como director (y recuerdo con cariño ‘Leones por Corderos’). Una película pasable, difícilmente digestiva (por no repetirme con lo de aburrida) que gustará a los incondicionales del veterano actor.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s