Zodiac: La obsesión del cazador

Entre diciembre de 1968 y octubre de 1978 un asesino en serie acechó el norte de California confesando, en un periódico local, la autoría del total de treinta y siete asesinatos. Sólo dos sobrevivieron para dar evidencias sobre la identidad del asesino que, a día de hoy, sigue siendo desconocida. Las huellas de la famosa carta del “Asesino del Zodiaco” no coincidían con las huellas de Arthur Leigh Allen, quien resultaba ser el sospechoso principal del caso… aunque todas las pistas indicaban que era él.

Corría el año 2007 cuando David Fincher decidió realizar una película basada en los hechos reales acontecidos durante la investigación policial del caso de Zodiac sin saber que iba a realizar una labor de investigación tan minuciosa y dedicada como la que llevó a cabo su protagonista.

Por que, como en todas las películas de asesinos en serie, esta es la historia de una obsesión: la obsesión por cazar a un frío asesino. La acción se centra en las largas pesquisas de dos detectives que intentaron darle caza y en las investigaciones de dos periodistas que trataron de averiguar la identidad del asesino.

Estamos hablando de que el hombre que reinventó el thriller, David Fincher, volvía al género para tratar la historia de uno de los asesinos más famosos del mundo en una historia basado en hechos reales. Eso, por si sólo, ya valía la entrada de cine. Pero es que encima ‘Zodiac’ es una película que adquiere el calificativo de “clásica” tras su visionado.

Basada en la investigación que Robert Graysmith realizó, James Vanderbilt hace un trabajo excepcional con el guión para hacer que el interés no decaiga en ni uno solo de sus ciento sesenta minutos. A esto, sumar que Fincher está completamente dedicado a la cinta, y eso que no parece el mismo. Ya no hace travellings imposibles ni piruetas visuales, pero hace gala de un pulso inmejorable a la hora de contar la historia otorgándonos escenas impresionantes (ese edificio que se construye en cuestión de segundos), angustiosas (el maldito sótano… ¡ese sótano!) y aderezar todo con toques de humor sutiles.

Y una vez más, algo que el mismo Fincher casi inventó con ‘El Club de la lucha’: la utilización de efectos digitales, no para escenas de acción rebuscadas, si no para la recreación de la ciudad de San Francisco de los años 70, para ayudar al desarrollo de la narración. Y la jugada le sale espléndida.

A todo esto añadamos el reparto (entre los que sobresalen Jake Gyllenhaal, Robert Downey Jr., Mark Ruffalo, Anthony Edwards y Chloë Sevigny) que pone cara a los hechos que se nos van contando.

Es una película consistente y obsesiva desde el minuto uno. Otra vez Fincher conduce al espectador, en un tenso viaje por el San Francisco de los años 70, para que acompañe a los investigadores e intente encajar las innumerables piezas del puzzle. ‘Zodiac’ es una película capaz de absorber los cinco sentidos, maravillo y de visionado obligado. No se la pierdan.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s