Fraiser: Os escucho

Cuando Hollywood y sus productores americanos se empeñan en hacer secuelas de éxito, o como en el caso que nos ocupa: un spin off, es por que en ocasiones dan en la tecla correcta y aciertan creando un mundo totalmente nuevo a partir de un solo personaje. Es el caso del doctor Fraiser Crane, un psiquiatra que se pasaba muy habitualmente por la serie ‘Cheers’ y que tuvo tan buena acogida que se ganó su serie propia para la NBC.

serieFraiser-Interior

El doctor Frasier Crane es un estirado psiquiatra que, tras su divorcio, se traslada de Boston a Seattle para llevar un programa-consultorio de radio. Nada más llegar, se entera de que tiene que vivir con su padre, un gruñón expolicía lisiado en acto de servicio. Frasier queda con frecuencia con su hermano (también psiquiatra, y todavía mucho más snob), con el que tiene conversaciones muy peculiares sobre arte, mujeres y la vida en general. En la vida de Frasier sólo hay dos mujeres estables: su asistenta, una inglesa muy deseada su hermano; y la directora de su programa, una soltera desesperada por tener novio.

La serie fue creada por David Angell, Peter Casey y David Lee (responsables de ‘Cheers’) en asociación con Paramount Televisión. Todo un acierto, pues se llevaron para casa 37 Emmys que ganó en 11 años de emisión. Con una duración de unos veinte minutos por episodio aproximadamente, pudimos conocer al habitual bebedor de ‘Cheers’ en su ambiente más cercano. Así, personajes como el de su refinado hermano Niles o el de su padre (un detective retirado del departamento de policía de Seattle) y su inseparable perro.

La serie tuvo cuotas de pantalla y calidad más que sobresalientes. Su humor (refinado y brillante) conectó con unos magníficos Kelsey Grammer, David Hyde Pierce, John Mahoney y Jane Leeves de tal manera que la calidad de los guiones fueron aumentando conforme pasaban las temporadas. Según los entendidos, la quinta es el verdadero zenit.

El 13 de mayo de 2004 se emitió el final. Su elevado coste (Grammer comenzó a ser el mejor pagado de la televisión) y el cambio de hora que la dieron para competir con ’24’ o ‘American Idol’ no la favorecieron. Al menos ‘Frasier’ llegó a tener las mismas temporadas que su predecesora, ‘Cheers’ algo que siempre buscó Grammer. Su final (dedicado a David Angell y su mujer, muertos en el 11/S) fue visto por 25 millones de espectadores y no defraudó. Era el momento de apagar la radio.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s