L. A. Confidential: Muy secretito

Corría el año 1996 cuando Curtis Hanson escribió junto a Brian Helgeland y basándose en la novela homónima de James Ellroy el guión de ‘L.A. Confidential’. Al año siguiente la dirigió con uno de los mejores repartos que hemos visto en pantalla y grande y en los Oscars de ese año fue ninguneada, a pesar de partir como favorita, por James Cameron (que se sentía el rey del mundo). Con el paso del tiempo se ha ido confirmando que no premiar esta gran joya del cine, fue un error imperdonable.

La crítica del mundo entero se rindió a esta película de cine negro, una magnífica muestra de como mezclar ingredientes de géneros dispares, tramas periodísticas, policíacas y románticas, y todas convergen en una principal que se desvela en los instantes finales.

Ambientada en los años 40 y 50, en la sede de la policía de Los Ángeles, tres agentes se ven envueltos en una intriga criminal que destapa los trapos sucios del Departamento. Para recuperar el prestigio perdido, los tres deben hacerse cargo de la investigación del caso.

Aplaudida allí por donde pasó, ‘L.A Confidential’ es esa rara excepción que Hollywood presenta muy de vez en cuando y que consigue revitalizar un género en apariencia estancado desde hace años o eclipsado por otros.

Todo esto sustentado en tres pilares principales, o mejor dicho, los tres policías protagonistas de la historia. El primero es Bud White, un rudo y animal policía con un particular sentimiento hacia las mujeres que está genialmente interpretado por esa bestia parda que es Russell Crowe. El segundo es Jack Vincennes (un estupendo frívolo amoral Kevin Spacey), el especialista en radiar sus acontecimientos al periódico local y convertirse en héroe. Y Ed Exley (un gran Guy Pearce), dispuesto a alcanzar su meta aunque tenga que pasar por encima de todos. Los tres, enfrentados entre sí, tendrán que hacerse cargo de resolver una complicada trama asesinatos con traspaso de poderes en los bajos fondos de la ciudad de Los Ángeles.

Por si fuese poco, la guinda del pastel la pone Kim Basinger, demostrando de una vez por todas sus capacidades como actriz que la valió el Oscar. Y no me olvido de los secundarios (Danny DeVito, David Strathairn, Ron Rifkin, James Cromwell) de auténtico lujo.

Acompañado por la música de Jerry Goldmisth, Hanson nos desvela poco a poco las pistas de los casos, dando igual importancia a cada uno de los tres personajes protagonistas que tendrán que hacer frente a sus defectos antes del inevitable final si no quieren perecer en el camino. Spinotti, hace gala de un exquisito ojo a la hora de fotografía convirtiendo algunas imágenes en belleza pura.

‘L.A. Confidental’ te pide a ti, espectador, que la eches un vistazo de vez en cuando y disfrutes de cine negro, de ese del bueno, con interpretaciones sobresalientes y ese toque a clásico instantáneo. Una auténtica maravilla que no os podéis perder.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s