El bueno, el feo y el malo: Dale Clint

Si Jerry Bruckheimer y Gore Verbinski tuvieran conciencia, mirarían atrás y verían todos los fallos que cometieron con su visión de ‘El Llanero Solitario’. Está claro que ninguno de los dos ha visto suficientes veces la trilogía western del director italiano Sergio Leone. Llevó a cabo la llamada trilogía del dólar: ‘Por un puñado de dólares’, ‘La muerte tenía un precio’ y la que nos ocupa ‘El bueno, el feo y el malo’ y no es que sean películas sobresalientes en el género, sino que son clásicos instantáneos del cine que todo el mundo debería ver.

La historia de ‘El bueno, el feo y el malo’ nace de la mente de Age & Scarpelli, Luciano Vincenzoni y el propio Leone. Los protagonistas son tres caza-recompensas que buscan un tesoro que ninguno de ellos puede encontrar sin la ayuda de los otros dos. Así que los tres colaboran entre sí… al menos en apariencia.

¿El resultado? una obra magna, un director capaz de dejar huella su huella, su granito de arena en el cine y la imperecedera figura de Clint Eastwood (encumbró su carrera que tan solo estaba por despegar), ataviado e identificado como el hombre del poncho, dispuesto a impartir justicia. Para que os hagáis una idea: la página web Imdb (una de las más importantes) la coloca en el quinto mejor lugar de todos los tiempos.

En los western de Leone, los vaqueros son tipos sucios, guiados por su instinto de supervivencia y solo el más listo de los tres conseguirá la victoria. Una película larga, algo más de dos horas y media de duración donde no sobra un plano (tan característicos esos primeros planos), ni una mirada.

Cuando a Quentin Tarantino, un enamorado del cine de Leone, le preguntan por esta película, el aconseja gustoso ver completa la escena del duelo. Tres tipos, mirándose fijamente a los ojos durante algo más de tres minutos. ¿Quién disparará primero? ¿Quién saldrá vencedor? La música, una vez más genial Ennio Morricone, está presente como un espectador más dispuesto a ver el gran duelo. Es una escena mítica y de las mejores que nos ha dado el cine, resuelta con un mero disparo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s