Flashforward: Morir en la primera temporada

‘Flashforward’ fue una serie de la ABC llamada a coger el relevo de ‘Perdidos’ en la televisión. Todo se basó en la novela homónima del autor de ciencia ficción canadiense, Robert J. Sawyer y producida por David S. Goyer y Brannon Braga… y la serie se pegó el golpe del año, pues sus bajas audiencias hicieron que no renovase. Su emisión comenzó el 24 de septiembre de 2009 y finalizó el 27 de mayo de 2010.

criticaFlashforward-Interior

Recuerdo, como si fuera ayer, el revuelo que se formó a causa de la serie ‘Flashforward’. El impacto causado por su primer episodio fue brutal, tanto, que todos esperamos pacientes a ver el desarrollo final de la trama. El problema llegó a mitad de temporada, cuando los guionistas ya no sabían que hacer con el invento y querían volverla más y más complicada cuando casi acabábamos de arrancar.

Su argumento daba para tirarnos temporadas resolviendo el puzzle que se nos presentaba. En ‘Flashforward’ toda la población mundial pierde el conocimiento durante 2 minutos y 17 segundos en los cuales cada persona tendrá una visión de su propia vida dentro de 6 meses, concretamente: el 29 de abril de 2010. El agente del FBI de Los Ángeles, Mark Benford, tratará de investigar lo sucedido ayudándose de su flashforward, en el que pudo ver todos los puntos vitales de la investigación en un tablón. Junto a su equipo, recopilará todos los datos que va obteniendo de gente de todo el mundo en una base de datos que puede ser visualizada por cualquier persona en internet llamada el mosaico colectivo con la esperanza de encontrar pistas sobre personas que misteriosamente no se desmayaron como el resto del mundo y que pueden tener alguna relación con el acontecimiento.

El argumento era magnífico. Se contaba incluso con Joseph Fiennes (protagonizó en su día la película ‘Shakespeare enamorado’) de protagonista y las piezas estaban dispuestas. Las cadenas extranjeras se pegaron por hacerse con los derechos de la serie antes incluso de que se estrenara el primer episodio… ¿Qué pasó entonces?

Se rodaron 10 episodios a modo de “primera temporada” que fueron perdiendo espectadores relativamente rápido. A partir del episodio quinto, todo empezó a perder gracia (algunos dicen que en el tres ya se veía venir). De nada servía el golpe de guión final que nos mostraba cada episodio si el resto de lo que sucedía con anterioridad no estaba a la altura. Todo el misterio en torno al desvanecimiento se va desarrollando de manera chapucera (que si pájaros por aquí, que si pistas por allá).

En los episodios siguientes se decide cambiar de guionistas y cerrar tramas que se estaban estirando más de lo necesario (y hablamos de una serie que llevaba a sus espaldas 10 capítulos de vida). Pero el cambio no terminó de dar el resultado que todos esperaban. La audiencia cayó y cayó irremediablemente hasta que se hizo oficial su cancelación. Tal vez todos esperábamos mucho más de ella y la pedimos demasiado. Por que argumento había, y un rato largo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s