Juego de Tronos (T3): El invierno puede esperar

La tercera temporada de ‘Juego de Tronos’ se basa en la primera parte de Tormenta de Espadas, la tercera novela de «Canción de Hielo y Fuego» de George R. R. Martin. Su grado de involucración en la serie es tal, que es el guionista del séptimo episodio, ‘El Oso y la Doncella’.

serieJuegoDeTronosT3-Interior

Una vez que terminas de ver la tercera temporada de ‘Juego de Tronos’ lo primero que viene a la mente es… ¿ahora hasta abril me tengo que aguantar? Sí, la espera va a ser larga, pero eso también significa que la gente comienza a estar muy enganchada a esta aclamadísima serie. No en vano, el cariño (y dinero) que se ha puesto en ella está presente en cada uno de los diez episodios.

Esta tercera entrega confirma lo que veníamos sospechando, la seguridad que hay puesta en que se están haciendo bien las cosas da pie a meter incluso algunos puntos cómicos que vienen muy bien entre tanta tensión (el escudero de Tyrion y lo bien que «lo hace») y nos otorga uno de los mejores capítulos de la televisión actual. En efecto, estoy hablando del maldito capítulo nueve de la temporada del cual había oído hablar y hablar, «no será para tanto» pensaba y no podía estar más equivocados. Quizás los asiduos a las novelas no estarían tan sorprendidos, pero lejos del hilo argumental quedé maravillado por el factor sorpresa con el que se manejó todo el episodio, el desarrollo milimétrico y su puesta en escena. Cuando el capítulo acaba y aparecen las letras surge un escalofrío que recorre tu espalda y hace que quieras más.

La serie vuelve a manejar varios hilos argumentales para ir situando a los personajes hasta la boca del lobo para terminar con el alzamiento final de la reina Kaleshi a manos de su entregado gentío. Muy digno final, aunque visto el anterior episodio vuelve a suceder como con la segunda temporada. El clímax está en el capítulo anterior y el décimo es simplemente introductorio a lo que está por llegar. Promete y se va a preparar. ¡Fijo!

En esta temporada hay que resaltar de nuevo el gran trabajo de muchos de los actores. El personaje de Lena Heady en esta temporada no ha tenido demasiada repercusión, pero ella sigue ahí y seguirá dando juego. Encantado he quedado con la evolución del Matarreyes (y el juego con Brienne) y el gran trabajo realizado por Nikolaj Coster-Waldau. Inevitablemente Tyrion sigue siendo el mejor junto con Aria. Meñique y Lord Varys han sufrido un descenso en importancia, pero como Cersei imagino que aún tienen cosas que decir.

Seguiremos pues enganchados a la serie, que gana temporada a temporada. La paciencia que se necesitaba en los primeros episodios ha sido recompensada y estamos ante una de las mejores series del momento.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Totalmente de acuerdo. A ver que pasa cuando la serie llegue a Festín de Cuervos (4º libro) porque a mi entender baja un poco el nivel frente a Tormenta de espadas.

    1. mcclane85 dice:

      De momento va muy bien, creo que a partir de ahora no van a ser tan fieles al libro por lo que han comentado.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.